Mercados de Budapest

Si quieres que comprar comida sea una experiencia más gratificante que el hecho de buscar alimentos entre un montón de paquetes envasados al vacío en el supermercado, coge una cesta de mimbre y dirígete a los muy diversos y animados mercados de Budapest. La capital está replete de mercados cubiertos históricos, mercados agrícolas los fines de semana y mercadillos; si no encuentras lo que buscas en uno de ellos, entonces es porque no merece la pena tenerlo.

El gran Mercado Central de Fővám tér es el más antiguo e imponente de entre todos los mercados de alimentos de la ciudad, una catedral espaciosa y de acero para los productos frescos. Aunque el edificio neogótico es uno de los principales atractivos turísticos de Budapest, hoy en día sigue funcionando como un mercado muy activo. No obstante, si quieres evitar las aglomeraciones visita uno de los mercados cubiertos pequeños del siglo XIX. El mercado Belvárosi, situado a pocos edificios del parlamento, ha sido restaurado recientemente, y el mercado de Hunyadi Tér se amplía con puestos al aire libre en los que se venden productos locales los sábados. Elijas lo que elijas, tienes que probar el lángos, la comida callejera húngara original. El Lángos es una masa frita en aceite caliente y solo debería llevar uno o dos de los siguientes: crema agria, ajo y queso.

Los mercados agrícolas son otra alternativa cada vez más popular para aquellos compradores conscientes que buscan alimentos orgánicos criados o cultivados en la zona. Para llegar a Ökopiac, uno de los mayores mercados de alimentos orgánicos de Europa central, tienes que viajar hasta Buda, pero hay otros muchos mercados agrícolas más pequeños que se organizan de forma habitual en el centro urbano de Pest.  Szimpla Kert, el pub instalado en unas ruinas más famoso de Budapest, también organiza un mercado agrícola con un ambiente único los domingos por la mañana, y allí podrás adquirir queso artesanal y cordial de lavanda dentro de un antiguo edificio residencial. Esti Piac, el primer mercado vespertino, abre los jueves y es perfecto para ciudadanos que no tienen tiempo de hacer la compra de los alimentos por la mañana. En el mismo emplazamiento, Közös Piac ofrece una vez al mes productos procedentes de pequeños productores. Se pueden encontrar otros muchos tesoros en los puestos de los mercados que se ponen por la ciudad. En el Mercado Comunitario de Gardrób cualquiera puede alquilar un puesto y vaciar su armario. WAMP es una feria mensual del diseño que sirve de plataforma a jóvenes diseñadores locales y donde pueden vender sus prendas, accesorios y creaciones hechas a mano. Este evento a menudo va emparejado con el WAMP Spájz, un país de las maravillas gastronómico donde podrás encontrar delicias que abarcan desde chocolates galardonados con premios hasta especias con una hermosa presentación. No puedes perderte el extenso mercadillo de Ecseri para vivir una experiencia inigualable en relación con las antigüedades. Tienes que ir pronto para encontrar la mayor parte de los puestos abiertos, pero te verás recompensado/a con un tesoro oculto de antigüedades y artículos de colección de cada época, desde botellas de refrescos hasta el ropero de la abuela.