¡Salte sobre la silla!

Los húngaros y sus caballos: es una relación especial, cualquiera puede verlo. Los húngaros, que hace miles de años conquistaron la Cuenca de los Cárpatos a lomos de sus caballos, aun conservan sus tradiciones de equitación. ¡Buenas noticias para cualquier turista que desee dar un buen paseo a caballo o disfrutar de un espectáculo ecuestre!

Hungría es un destino ideal para los amantes de los caballos. ¡No hay muchos países que ofrezcan una gama tan amplia de oportunidades! Se pueden encontrar granjas de caballos por todo el país, granjas en las que se ofrecen excelentes caballos, alojamiento y cursos de equitación, todo ello in situ. Los húngaros se toman la equitación en serio, y la calidad aquí se mide de manera estricta: se hace un seguimiento de los servicios que se ofrecen y las granjas de caballos reciben la calificación de la Asociación Húngara de Turismo de Equitación, que recompensa a las mejores con unas herraduras simbólicas. ¡Se puede comprobar la lista de ubicaciones con ese distintivo en www.equi.hu! (mltszhu@gmail.com) Las vacaciones montando a caballo son aptas para todo el que tenga una condición física normal, ya se trate de un principiante o de un profesional. ¿Es novato en la equitación? Comience siguiendo una larga línea para aprender la posición básica, el equilibrio y el control sobre un caballo en movimiento. Cuando esté seguro de haber aprendido lo básico, las clases de equitación en una pista de arena adjunta le ayudarán a adquirir un mejor control de su caballo. Si ya está en forma y es capaz de trotar, ir a medio galope o a todo galope con facilidad, entonces podrá ir a las rutas guiadas, un sueño hecho realidad para todo jinete. La Akadémia Riding School (Escuela de Equitación Akadémia) es el mejor lugar para que nuestros pequeños se enamoren de los caballos: ¡los niños pueden comenzar a aprender a montar aquí (korbank@invitel.hu) a la tierna edad de 2 años! En la pintoresca granja Hilltop Farm de Gödöllö hay lindos ponis que aguardan la llegada de los más pequeños.

¿Ya es un profesional y quiere probar algo nuevo? Bueno, ¡pruebe la equitación del oeste, la doma de exhibición o la hípica! ¡Si quiere cabalgar como un auténtico vaquero, vaya a Nagy Lovasudvar, en Zsámbék (no está lejos de Budapest) y aprenda los trucos del estilo del oeste (nagylovasudvar@gmail.com)! ¡En el Club de Equitación Lóháton Budakeszin puede ponerse a prueba en la hípica e incluso jugando al polo a caballo (www.lohatonbudakeszin.hu)! Para obtener un listado completo de las granjas de caballos que ofrecen entrenamiento, rutas y campos, visite la Web www.lovasok.hu.

Incluso si le asusta demasiado subirse a la silla de montar, unas vacaciones con caballos pueden ser muy divertidas. ¡Muchas granjas de caballos ofrecen espectáculos ecuestres asombrosos que reviven el estilo de equitación propio de los magiares! La Gran Planicie tiene tradiciones particularmente fuertes en lo que respecta a acrobacias sobrecogedoras, así que diríjase a la región de Hortobágy y Kiskunság y vea lo que esconden en las mangas los vaqueros húngaros (denominados csikós); ¡apláudalos cuando completen el llamado Puszta-five, montando cinco caballos a la vez mientras permanecen en pie sobre sus lomos desnudos! De todos modos, no tiene por qué viajar cientos de kilómetros para contemplar algo de acción sobre un caballo. A tan solo 35 km. de la ciudad, en el vecindario del Castillo de Gödöllő, los hermanos Lázár (los campeones mundiales de Hungría en conducción de carros) han fundado su propio pequeño paraíso en el que se combina un ambiente rural romántico con la oferta de una base ecuestre profesional. Hace un par de años también se inauguró un espectáculo ecuestre verdaderamente asombroso en el corazón de Budapest: el denominado Galope Nacional convierte la Plaza de los Héroes en una pista de carreras de 6200 metros para que caballos y jinetes de todo el país demuestren sus habilidades. Este año tendrá lugar del 14 al 16 de septiembre. Igualmente formidable es el espectáculo ecuestre y encuentro húsar internacional de Ópusztaszer que suele organizarse en mayo, el denominado Nyeregszemle, que revive tradiciones ecuestres centenarias (info@nyeregszemle.hu).

¡Para experimentar la velocidad máxima, diríjase al centro de carreras de caballos de  Budapest, el Parque Kincsem! ¿Quién es Kincsem? ¡Bueno, el parque de 84 hectáreas recibió su nombre en honor a un caballo de carreras legendario que ganó todas y cada una de las carreras en las que participó! (En realidad, Hungría cuenta con un excepcional número de buenos caballos de carreras; es el resultado de siglos de cría de caballos meticulosa. ¡Vaya al Museo de Agricultura para descubrir más!) El Conde István Széchenyi introdujo las carreras de caballos en Hungría y adquirieron popularidad muy rápidamente. Hoy día, el Parque Kincsem es la dirección número uno para ver caballos corriendo a toda velocidad en diversas carreras de todo tipo de distancias. No se pierda esta actividad el 31 de diciembre. ¡Una obligación tradicional para los habitantes locales!