Consejos para viajeros especiales

Para mujeres, que viajan solas

Hungría es un país relativamente seguro para las mujeres viajeras, y el trato con los extranjeros, educado y cortés, aunque una mujer comiendo o bebiendo sola no es una costumbre habitual. Existe una línea de atención para mujeres,

Nővonal (TEL. 0036 680 505303), y varias organizaciones que asesoran sobre el viaje, como Mujeres unidas contra la violencia (TEL. 00361 267 49 00).

 

Para personas discapacitadas

A pesar de que la prestigiosa sede para niños con parálisis cerebral, el Instituto Pető, (www.peto.hu)  tiene su sede en Budapest, no existen muchas zonas urbanas de acceso fácil para viajeros con minusvalías, como la línea M1 del metro o el servicio minibús del aeropuerto y algunos museos, algunos tramos de calles y los grandes centros comerciales. Los billetes de 5.000 y 10.000 florines tienen marcas en Braille, y la mayoría de los semáforos de la capital incluyen señales sonoras para los ciegos. También pueden contratarse varios viajes especiales, como trayectos en tren al lago Balaton, de los que se puede ampliar información en la Federación Nacional de Asociaciones Húngaras de Personas Discapacitadas (San Marco utca, 76. TEL. 00361 368 17 58); en inglés.

 

Para viajeros con niños

Las oficinas de Tourinform (call center TEL. 003630 3030 600 y hungary@tourinform.hu) asesoran sobre las distintas posibilidades de entretenimiento para los pequeños, como el Tren de los Niños que recorre las colinas de Buda, los teatros de marionetas, las táncház o "casas de baile" y los museos y espacios públicos de Budapest, como el Zoo o el Parque de Atracciones. El trato hacia los niños en el país es muy cordial, aunque no está bien visto llevarlos a determinados restaurantes, considerados para adultos.