Nuevo y Sexy – Diseño para Llevar

El mundo de la moda y el diseño de Hungría está resurgiendo; durante los últimos años ha habido diversos diseñadores jóvenes que han lanzado sus propias marcas, y los showrooms y las tiendas conceptuales han crecido como hongos por toda la ciudad. ¡Aquí están los talentos más destacados que tenemos que buscar durante nuestra estancia en Budapest!

¿Quiere ir de compras por tiendas de moda? Si es de los más atrevidos, le aconsejamos que visite el R9 (1092 Budapest, Ráday u. 9). El estudio muestra los trabajos de las diseñadoras Dóra Abodi y Dóra Mojzes. Mientras los diseños de la señorita Mojzes encajan perfectamente en el armario de una chica roquera moderna con un toque de sofisticación, Dóra Abodi ofrece algo para aquellas que piensan que menos es más: cuero, plumas, joyas y telas metalizadas; todo ello se junta en sus prendas. ¡Ah, y cómo conjuntan! Para quienes están inmersas en un oscuro romance, es obligado visitar el showroom de Nóra Sármán (1024 Budapest, Keleti Károly utca 11.); le encantarán sus laboriosos vestidos de encaje con algunos cortes bastante reveladores. Para espíritus más conservadores, la mejor elección es USE Unused (1052 Budapest, Szervita tér 5.); las manos de estas diseñadoras elaboran una moda sencilla y elegante. Por otro lado, las prendas de Nanushka (1052 Budapest, Deák Ferenc utca 17.) son deportivas pero dulces. Merece la pena visitar la diminuta tienda en sí: este refugio íntimo y cómodo amortigua el abrumador bullicio de la experiencia urbana (¡han aparecido noticias del exclusivo interior de la tienda en más de 300 blogs internacionales!). "Cómodo" y "relajado" son las palabras clave para aquellos que compran en Nanushka: camisas de tallas muy grandes, mallas y vestiditos muy monos que serán del agrado de las nómadas urbanas.  Otro lugar que hay que visitar: el Garden Studio (Jardín Estudio), que ofrece los trabajos de Dóri Tomcsányi y Kele Clothing. Pero la moda no es lo único que puede traernos hasta aquí: ¡el lugar también muestra los trabajos de emocionantes jóvenes diseñadores de otras zonas! Las sillas de madera con un toque funky de Nóri Vidó, los objetos sorprendentemente ocurrentes de todo tipo de Dombon-a-tanya, las mochilas de estilo checoslovaco de YKRA, los bolsos folcloristas pixelizados de Béta Version y la joyería de madera de Janka Juhos; todo ello se expone aquí. Por ultimo, pero no menos importante, hemos de mencionar la marca con el bonito nombre de Je Suis Belle; ¡y no solo porque se haya visto recientemente a Tilda Swinton llevando uno de sus modelos! El enfoque de moda de la pareja es un tanto distinto: mezclan su moda con el arte, ya sea mediante una colaboración en una instalación artística o imprimiendo los cuadros de Attila Szűcs en sus prendas.

Si ya ha completado su nuevo vestuario, siga con lo que le rodea. ¡Lo cierto es que en Hungría no hay escasez de mobiliario funky! Tomemos como ejemplo el Heonlab. No hay duda de que sus mesas rojas, denominadas Pixel Barokk, llaman la atención: una mesa con forma barroca que podría provenir de un universo Lego paralelo… Igual de extremista es la colección de sillas del escultor Gábor Miklós Szőke, inspiradas en su  Doberman llamado Dante (y, bueno, se parecen a él).

Si prefiere saltarse el ajetreo de la "caza", corriendo por la ciudad, le aconsejamos que se deje caer por WAMP, un mercado de diseño que se organiza más o menos una vez al mes y que ofrece una visión global de lo que han estado desarrollando últimamente las mentes creativas de Hungría. Bonita joyería, bolsos de diseño, objetos reciclados, extraños peluches y zapatos de estilo funky que se pueden tocar, admirar y, al final del día, llevar a casa. Recientemente, la feria de moda ha entrado en el mundo de la deliciosa gastronomía, de modo que se ofrecen mermeladas bastante especiales, salsas picantes de frutas y especias, té y especias, o quesos y salamis. ¡Se puede comer!