Hungría, turismo médico preferente, la excelencia en el trato al visitante

Es fácil acceder a Hungría mediante líneas de vuelo de bajo coste desde toda Europa. Hungría, que cuenta con el índice de SARM más bajo del todo el continente, es una mejor opción práctica para pasar unas vacaciones de salud en el extranjero.

La rica tradición que tiene Hungría con respecto a los baños termales y a la balneoterapia, la excelente y amplia formación que reciben los profesionales de la medicina y la relación calidad / precio de los tratamientos han hecho que el país sea un destino de turismo médico  preferente y en auge.

Los tratamientos y procedimientos más populares entre los pacientes internacionales son la odontología, la dermatología y la cirugía estética, los transplantes capilares, los tratamientos contra la obesidad, la fertilización in Vitro, los exámenes médicos para ejecutivos y cirugía ocular en general e implantes oculares en particular.

La directiva de la UE sobre atención sanitaria transfronteriza (efectiva desde 2013) aclara y amplía los derechos de aquellos pacientes que buscan atención sanitaria en otro estado miembro. Dichos pacientes no solo estarán autorizados a recibir tratamientos sanitarios en otros estados miembro, sino que, también, se les reembolsará hasta el total del coste del tratamiento en su país de origen. Además, cada país debe establecer al menos un punto de contacto nacional para que los pacientes puedan obtener información sobre proveedores de servicios sanitarios, procedimientos para obtener reembolsos y los casos en los que sea necesaria una autorización previa.

Hungría cuenta con varios planes de acreditación y licencia que afectan a sus instituciones, como es el caso de los planes de acreditación nacional del Ministerio de Salud de Hungría, o la Comisión de Salud y Servicios Médicos Nacionales. La mayoría de las instalaciones también tienen el reconocimiento de la Care Quality Commission (Comisión para la Calidad en la Atención) de GB y de la Organización Internacional para la Normalización (ISO).