Jazz, Folclore y Danza en Budapest

Tanto si quieres sumergirte en el jolgorio del baile folclórico, como ver cómo actúan los profesionales en el escenario, Budapest te ofrece muchas formas de conocer mejor el país a través de sus bailes y su música (no es necesario saber otros idiomas).

Hay varios centros de eventos destacados que suelen incluir en sus programas conciertos de jazz y de músicas del mundo, trayendo a muchas estrellas internacionales a Budapest y sacando a la luz a talentos locales. A38 es un lugar único, un bote fijo anclado en el Danubio con múltiples espacios destinados a las actuaciones, y en 2012 fue votado como el Mejor Bar del Mundo por los lectores de Lonely Planet on-line. En las fiestas Random Trip que se celebran los martes se disfruta de actuaciones de jazz improvisado en las que participan los mejores músicos jóvenes de Hungría. El Akvárium Klub, ubicado en el corazón del centro urbano, es uno de los mejores locales de la ciudad para conciertos en directo. El Centro de Música de Budapest goza de una biblioteca pública gratuita que contiene más de noventa mil libros, partituras y música grabada. En el mismo edificio, en el Opus Jazz Club, la audiencia puede disfrutar de una cena gourmet para completar la experiencia musical. El Teatro Festival y el Auditorio Nacional Bartók Béla, que se encuentra en el Palacio de las Artes, son centros vanguardistas donde se puede disfrutar de actuaciones de jazz, músicas del mundo y danza, y los festivales anuales Jazz Spring (Primavera de Jazz) y Hey June están dedicados al jazz, a músicas del mundo y a música popular. Por toda la ciudad hay incontables bares, cafés y clubs donde se organizan conciertos en directo de jazz y de músicas del mundo, entre los que podemos mencionar el Budapest Jazz Club, el Columbus Jazz Club, el Gozsdu Manó Klub, el IF Jazz Café, el Kisüzem, el Konzi Klub, el Jedermann Café, el Mika Tivadar, el Muzikum, el Nothin' But The Blues Pub y el Spinoza. Los festivales de Primavera, Verano y Otoño de Budapest, el Festival Judío de Verano y el Festival de Jazz de Újbuda presentan una magnífica selección de actuaciones de jazz, músicas del mundo y danza.

La Casa de Arte Contemporáneo Trafó es la cuna de las artes interpretativas contemporáneas, y acoge a artistas invitados internacionales y promociona a talentos locales de la danza, el teatro alternativo, las nuevas artes circenses y la música. El Teatro Nacional de Danza se traslada a un nuevo emplazamiento de Millenáris en 2015; mientras, sus espectáculos de ballet contemporáneo, folclore y representaciones infantiles se llevarán a cabo en otros centros de eventos como el Royal Garden Pavilion y el Centro Cultural MOM. La Casa del Patrimonio Húngaro es el lugar idóneo para descubrir todo lo concerniente al folclore húngaro, debidamente interpretado por la Compañía Nacional de Danza de Hungría. El programa del Fonó Budai Zeneház presenta una rica y variada selección de conciertos de jazz, de músicas del mundo y de música folclórica, y también alberga los Dance Houses (Casas de Danza), un tipo de fiesta folclórica animada con una banda en directo a la que se puede unir todo el que lo desee sin necesidad de tener experiencia previa, y donde se puede bailar durante toda la noche. Podrás sumergirte en el incomparable ambiente de la Casa de la Danza durante tres días completos en la Convención Nacional de las Casas de la Danza que se celebra todos los años como parte del Festival de Primavera de Budapest, donde están representadas todas y cada una de las regiones y gentes de la Cuenca de los Cárpatos. El centro RaM Colosseum, sede de ExperiDance, se centra en producciones de danza de gran escala y espectaculares, a menudo inspiradas por el folclore húngaro.

Incluso aunque no hables ni una palabra en húngaro, hay muchos artistas húngaros con talento a los que merece la pena prestar atención. Pero la música y la danza no son lo único que puede traspasar la barrera del idioma; hay muchos cantantes que cantan en inglés. Intenta ver a cantantes de jazz como Veronika Harcsa, Vera Jónás, o Vera Tóth, al trompetista Lőrinc Barabás, a Aladár Pege y al guitarrista Ferenc Snétberger. La sorprendente voz de la cantante y compositora Bea Palya te transportará a otro mundo. En cuanto a danza, las compañías de los coreógrafos Yvette Bozsik y Pál Frenák, el Szeged Contemporary Ballet y el experimental Tünetegyüttes, han logrado el éxito internacional.