El Lujo en Budapest

Budapest tiene un millón de caras distintas; todo depende del ángulo desde el que se mire la ciudad. Si te centras en buscar lugares exclusivos que te ofrezcan experiencias únicas, servicios de calidad que te permitan disfrutar al máximo nivel y productos excelentes que vayan acorde con un sentido del estilo realmente sofisticado, entonces se abrirá un mundo completamente nuevo para ti.

La Calle de la Moda es el centro de la alta costura en Budapest. Hay lujosas boutiques como Hugo Boss y Furla que están repletas de productos de las marcas más prominentes, y algunos diseñadores destacados húngaros, como Nanushka, también muestran sus confecciones y accesorios únicos en salas de exposiciones hermosamente decoradas. Los entusiastas de las compras también pueden satisfacer sus ansias por adquirir productos de diseño en las tiendas que se alinean a lo largo de la Avenida Andrássy, otra importante arteria de la moda. Il Bacio de Stile son el primer centro de grandes almacenes de lujo de Budapest. La tienda multimarca Capsula Multibrand Store, situada también en la Avenida Andrássy, atrae a los compradores con su impresionante y moderno diseño interior y sus prestigiosas marcas de moda.

Después de haber pasado un día entero explorando tiendas, lo único que querrás es una cómoda habitación de hotel en la que poder dormir bien por la noche y donde poder mimarte un poco más. El increíblemente hermoso edificio del Palacio de las Cuatro Estaciones de Gresham te dejará sin respiración al instante, mientras el Boscolo y el legendario New York Café proporcionan una vista imponente y una sensación de extravagancia ilimitada. Ambos hoteles ofrecen servicios de spa relajantes, de los que también se puede disfrutar en el Kempinski Hotel Corvinus y en el Spa Real del Hotel Corinthia Hotel. Los spas de día como el Magnolia, el Mandala, y el Isis ofrecen lujosos y exclusivos tratamientos de belleza, corporales y faciales entre los que se incluyen los tonificantes y los anti-edad, así como especialidades húngaras como los tratamientos corporales al vino y al pálinka. Omorovicza y Kavickzky son marcas húngaras de lujo para el cuidado de la piel.

El Hotel Continental Zara Budapest también goza de uno de los mejores restaurants de cena elegante de la ciudad, el Restaurante Araz. Costes, el primer restaurante de Hungría que consiguió una Estrella Michelín, aguarda la llegada de los invitados con un menú único y diverso, y el Restaurante Onyx y el Borkonyha también han demostrado ser merecedores del prestigioso premio. No obstante, las cenas no son lo único que puede alardear de lujo: desayunar en la Pastelería Gerbeaud o en el Szamos Marcipán Royal Café es toda una experiencia en sí. Y mientras ir de compras, remojarse en aguas termales y disfrutar de exquisitas creaciones culinarias es más que gratificante, la cultura también puede ser fuente de inmenso placer, especialmente en Budapest, donde el panorama cultural es más rico que en cualquier otra gran ciudad de las inmediaciones. La Ópera Nacional de Hungría, el Palacio de las Artes y la Academia Liszt ofrecen piezas teatrales sorprendentes y programas de conciertos variados que no deberías perderte cuando visites una ciudad con tal abundancia de historia cultural.

El lujo es sinónimo de experiencia personalizada, y en Budapest cada momento de tu viaje se puede planear a tu medida. Puedes ir en limusina desde el aeropuerto; o incluso alquilar una limusina acuática para vivir una experiencia única por el Danubio. Hay varios proveedores que ofrecen visitas guiadas personalizadas temáticas, como las catas gastronómicas y de vinos, o una visita diseñada por completo a partir de tus intereses personales.