Museos y Galerías

Budapest es la capital cultural de Hungría y los turistas pueden pasar fácilmente una semana disfrutando de las ricas colecciones de sus muchos museos y galerías. Descubre obras maestras de las bellas artes húngaras o sumérgete en historias del siglo XX. Tanto las familias, como los amantes del arte o los aficionados a las historias encontrarán algo de interés entre los más de 100 museos y galerías de arte de la ciudad.

Dos de los mayores museos de arte de Budapest están situados a los lados de la momumental Plaza de los Héroes: el Museo de Bellas Artes a la izquierda y el Kunsthalle a la derecha. El Museo de Bellas Artes alberga notables colecciones permanentes de arte egipcio, clásico del siglo XIX y de Antiguos Maestros, además de presentar espectáculos de gran calidad. El museo permanecerá cerrado por reformas desde febrero de 2015 hasta finales de 2017, pero durante ese periodo se expondrá una selección de lo más destacado en la Galería Nacional Húngara, en el Castillo de Buda.  La Galería Nacional alberga la mayor colección de bellas artes húngaras con obras maestras que abarcan desde la Edad Media hasta el siglo XX. El Kunsthalle, en la Plaza de los Héroes, es un edificio neoclásico, pero en su interior puede contemplarse algo muy distinto: exposiciones temporales de arte contemporáneo local e internacional. El Museo Ludwig  de Arte Contemporáneo, el primero que se fundó tras el Telón de Acero, cuenta con una colección destacada a nivel internacional que contiene arte moderno y contemporáneo procedente de Hungría y del extranjero, y acoge exposiciones temporales de gran escala y programas innovadores para niños en el Palacio de las Artes. El Centro de Fotografía Contemporánea Robert Capa  es una nueva galería que se centra en el medio visual, y toma su nombre del legendario fotógrafo de guerra nacido en Hungría. Hay cientos de galerías dedicadas al arte modern y contemporáneo, y cada año el Mercado del Arte de Budapest proporciona una amplia visión global del escenario artístico de Europa Central y Oriental. El Museo de Artes Aplicadas (un edificio Art Nouveau que ya en sí merece la pena visitar) presenta colecciones de diseño, mobiliario, cerámicas, textiles y cristalerías. El museo también cuenta con una rica colección de arte islámico que va del siglo IX al siglo XIX, donde se hace un énfasis especial en el arte del Imperio Otomano, que pronto se expondrá en una nueva ala islámica. La excepcional colección de Arte Mobiliar que abarca desde el Gótico hasta el Biedermeier es una exposición permanente situada en el Museo del Palacio Nagytétényi del Barroco tardío.

Para saber más sobre la historia de Hungría, lo mejor es comenzar por el Museo Nacional Húngaro, que alberga la colección más amplia de artefactos históricos procedentes de la cuenca de los Cárpatos que se remontan a tiempos romanos y que cuentan la historia de los magiares, desde que eran unos jinetes nómadas hasta la formación de un estado-nación moderno. Para conocer algo de historia más reciente, visita la Casa del Terror: lo que en su momento fue el cuartel general de la policía secreta cuenta con exposiciones interactivas que presentan una conmovedora imagen de los regímenes comunista y fascista y de la revolución de 1956. La impresionante exposición permanente situada en el Centro Conmemorativo del Holocausto, ubicado en un espectacular edificio moderno unido a una histórica sinagoga, es un emotivo recordatorio de los tiempos más oscuros acontecidos en la historia de Hungría.

El 21 de junio, la noche más corta del año, más de 300 museos de toda la ciudad mantienen sus puertas abiertas hasta las dos de la madrugada durante la Noche de los Museos y ofrecen miles de programas especiales a cientos de miles de visitantes que disfrutan de una inolvidable noche de recorrido por el arte en un contexto fresco. La mayoría de las instituciones organizan de forma habitual eventos culturales, aperturas nocturnas, catas de vinos y visitas guiadas temáticas para infundir vida a las colecciones durante todo el año.

La mayor parte de las instituciones ofrecen visitas guiadas en inglés y descuentos para estudiantes, niños y para la tercera edad. Muchos museos se pueden visitar de forma gratuita o con descuento con la Tarjeta Budapest de uno, dos o tres días.