Comprar regalos y suvenires

Budapest tiene muchos encantos, y entre ellos está el de ser un magnífico destino para efectuar compras. Lo más probable es que tu divisa dé mucho más de sí aquí, y las caminatas de tienda en tienda, que suelen ser agotadoras, se pueden combinar fácilmente con actividades culturales o de relax.

Un comienzo perfecto para un viaje que combine cultura y compras es la Avenida Andrássy, considerada Lugar Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la calle principal más elegante de la ciudad donde las tiendas de lujo conviven con la Ópera Nacional. Es un placer pasear cerca de Fashion Street, dos bloques de tiendas minoristas de lujo y hoteles de cinco estrellas. O también podemos tener en consideración la Calle Falk Miksa, llena casi exclusivamente de galerías de arte y tiendas de antigüedades, y que va entre el Puente Margarita y el Parlamento. Seguramente querrás llevarte a casa una pequeña porción de la ciudad, y aquí encontrarán una inmensa variedad de lugares en los que adquirir el suvenir perfecto. Para comenzar con los clásicos, un poco del sabor húngaro te hará recordar los momentos agradables mucho tiempo después de haber regresado de tu viaje a Hungría. No te equivocarás si compras salami, pimentón, paté de hígado de oca, o una botella de Tokaji Aszú. Sé el alma de la fiesta dando a conocer a los demás el pálinka, que sin duda será un buen motivo para comenzar una conversación. Encontrarás todos estos manjares en el gran Mercado Central de la Plaza Fővám, pero los puestos de la planta de arriba también ofrecen otros muchos suvenires tradicionales para turistas, como artículos de cuero, tapetes bordados y sombreros de piel. Si buscas algo dulce, abastécete de chocolates húngaros artesanales ganadores de premios producidos por Rózsavölgyi, Tibor Szántó y ChocoMe, las figuritas de mazapán elaboradas artesanal y magistralmente de Szamos, los antiguos dulces hechos a mano de Cukorka, o las galletas de . Las ferias y los festivales de artesanía también suponen oportunidades fabulosas de encontrar productos folclóricos y hechos a mano. El Mesterségek Ünnepe, que se celebra todos los meses de Agosto en el Castillo de Buda, es una celebración relacionada con las artes y la artesanía tradicionales, y posiblemente el mayor mercado de pueblo que verás jamás. En diciembre puedes perderte entre los muchos mercados navideños de Budapest que surgen en torno al primer domingo de Adviento. En la Plaza Vörösmarty o en la Plaza Szent István encontrarás tantos tesoros artesanales que se te agotará la lista de conocidos antes que la de los regalos que podrías comprar: jabones hechos a mano, velas elaboradas con cera de abejas, hombrecitos de pan de jengibre, juguetes de madera, tazas de cerámica, guantes de piel de oveja, adornos para el árbol de Navidad hechos con mimbre y frutas secas,… y también tendrás que comprar algo para ti. Si buscas un toque contemporáneo, la edición de Navidad de la feria del diseño WAMP ofrece productos de diseñadores húngaros, muchos de los cuales se inspiran en el folclore. La Colección Folqa está compuesta por figuritas de madera que representan las ocupaciones tradicionales con encanto, humor y grandes bigotes. Talpra Magyar pone motivos folclóricos en chanclas, mientras MIMM Textile Design los convierte en joyería moderna. Para comprar magníficos regalos de diseño húngaro, para ti o para tus amistades, visita Printa, Portéka, Rododendron Art & Design, Magma Gallery o Lánchíd17. Una vez que tengas todos los ingredientes, no olvides comprar un libro de cocina húngara para recrear el gulash o las tortitas Hortobágy en tu propia cocina. Merece la pena visitar la librería Alexandra en sí, situada en la Avenida Andrássy; el café, decorado con frescos de Lotz, es uno de los lugares más hermosos del mundo en el que poder leer un libro mientras se toma un café. Llévate a casa grandes obras de la literatura húngara traducidas adquiriéndolas en las librerías Libri, Írók Boltja, Lattitudes, Bestsellers y Massolit Books & Café.