Navegar a vela en el lago Balaton

Alas al viento – el deporte más popular del lago

El rey de los deportes acuáticos es sin duda la vela. La superficie de agua de 596 m2 del lago Balaton es un auténtico paraíso: hay casi 100 puertos deportivos para atracar con veleros. (www.balatonihajozas.hu; www.balatonikikotok.hu)

En el lago se celebran varias competiciones internacionales. Estas competiciones del lago Balaton son las preferidas de los regatistas "técnicos". Los dificultosos vientos del lago ponen en un brete incluso a los más expertos. La Vuelta al lago, Regata y Festival Lazo azul (Kékszalag Tókerülő Nagydíj és Fesztivál) es la competición  más importante y se celebra anualmente en el mes de julio; el recorrido de la competición es de casi 160 km  y más de 500 barcos luchan allí por llevarse el gran premio absoluto del primer puesto y el Lazo Azul.  

Si todavía no sabemos navegar a vela, en la orilla hay varias escuelas donde nos enseñan los pormenores de este deporte: como por ejemplo en: www.optisul.hu; www.thesail.hu; www.byc.hu.

Si se quiere alquilar un velero, merece la pena consultar las siguientes páginas para las tarifas y demás informaciones: www.eastcraft.hu; www.globuszyachtcharter.hu; www.pelsoline.hu; www.tflotta.hu

Además de la vela, otros deportes favoritos son el esquí acuático y el wakeboard que se puede practicar en Balatonfüred, Siófok y Vonyarcvashegy. El Surfbeach, situado en la punta este de la playa Aranypart de Siófok, es la zona más adecuada en Hungría para practicar el kitesurf y el windsurf. Eso no es todo, la lista de deportes y juegos acuáticos practicables en el lago Balaton no acaba aquí. En casi todas las playas alquilan bicicletas acuáticas, surf, kayak, catamarán, etc.

Buenos consejos:

  • ¡Permanezcan cerca de la orilla (a menos de 500 metros), no se vayan adonde está hondo!
  • ¡Las personas que practiquen deportes acuáticos y no sepan nadar han de llevar chaleco salvavidas!
  • ¡Estén siempre atentos al sistema de señalización de tormentas y vuelvan a la orilla a tiempo!

Para esquivar a los bañistas con un barco o con otro vehículo acuático, hay que mantener una distancia de 5 metros, de modo que el bañista quede entre la orilla más cercana y el vehículo.