Qué es lo que está permitido hacer en el agua y qué es lo que no

Es mejor acordarse de algunos consejos sobre el baño, para todos. Durante el veraneo también hay que velar por la seguridad.

Cuando uno viaja y veranea con la familia, en pareja o en un grupo grande de amigos, el objetivo es siempre el mismo: olvidarse de los problemas de casa, del trabajo, desconectar, renovar la energía y ser inmensamente feliz. Con el fin de poder pasar un veraneo perfecto, hay que respetar las siguientes recomendaciones:

  • Si no tienes costumbre de bañarte en agua fría, no lo hagas, ya que encontrarte de repente en el agua fría puede provocar un paro cardíaco.
  • No te bañes con el estómago lleno, puede provocar indisposición.
  • Nunca te tires al agua con el cuerpo acalorado. Hay que sumergirse en el agua paulatinamente. El agua fría repentina puede provocar un paro cardíaco.
  • Respeta las boyas que marcan el límite de la playa, el baño más allá del área delimitada puede ser peligroso.
  • Si no sabes nadar no uses colchonetas, porque al irte al agua te puedes encontrar en lo hondo. No nades hacia la zona de aguas más profundas para buscar un juguete o colchoneta que se haya llevado la corriente. Los juguetes o las colchonetas son fácilmente sustituibles.  
  • Nunca nades solo; si vas en grupo siempre tendrás ayuda.
  • Presta siempre atención a la señal de tormenta, ya que avisa a tiempo. ¡Está prohibido bañarse si hay una señal de tormenta de nivel 2 (una señal luminosa de 90 destellos por minuto)!
  • ¡No nades ni te sumerjas debajo del agua en las áreas señaladas para bajarse en toboganes y para el salto, ya que pueden saltar sobre ti!
  • ¡Sal inmediatamente del agua si tienes frío! Sécate con una toalla ya que mientras estás mojado el cuerpo sigue enfriándose.