Una vida nocturna animada

¡Budapest tiene mucho que ofrecer a todos esos búhos nocturnos que hay por ahí! Relacionándose con los habitantes locales en uno de los pubs situados en las ruinas del centro urbano, agotado y sucio en los clubs nocturnos, chocando las copas en una de las numerosas fiestas de bebidas que se celebran… cómo pase las altas horas de la noche depende de usted.

Los viernes por la noche en el distrito 7 de Budapest: la calzada se abarrota de jóvenes urbanos a la moda que comienzan su noche de marcha. Durante los últimos años, el concurrido centro urbano de la ciudad se ha convertido en el barrio más actual, repleto de lo que se ha convertido en una de las denominaciones comerciales de Budapest: los pubs de las ruinas. Cada pub ruina es único, pero todos ellos comparten ciertas similitudes: el ingrediente principal es un edificio abandonado o un solar vacío aderezado con algo de decoración barata y con una dosis de buena onda a la moda. Szimpla kert, el mayor y probablemente más célebre de los pubs de las ruinas, fue el primero. Entre al Szimpla y sentirá cómo se abre un mundo alternativo secreto: una sala en la que se ve el ladrillo desnudo nos lleva a otra llena de gente y con mobiliario mal combinado y una decoración loca, como, por ejemplo, un coche Trabant convertido en una mesa para beber. No obstante, la gente del lugar tiende a pensar que el Szimpla es cada vez más una atracción turística, así que, si realmente quiere relacionarse con los magiares, elija uno de los otros lugares como Fogasház, por ejemplo (un espacio cultural, un pub y una discoteca, todo en uno). Kőleves Kert está situado en un solar vacío cercano al cautivador Restaurante Kőleves, y cuenta con montones de mesas pintorescas y algunas mecedoras en el bar. El Holdudvar, un bar restaurante que abre solo en verano, es el lugar idóneo para ir dentro de la Isla Margarita (buenos aperitivos, estupendos cócteles, noches de baile y proyecciones de películas que lo convierte en uno de los favoritos de la gente del lugar).

¿Ha pasado la media noche y busca algún club más serio? Hay mucho donde elegir. Si le van los conciertos en directo, el A38 puede ser una buena elección: está situado en un antiguo barco que transportaba piedra y dispone de una sala de conciertos que ofrece de todo, desde lo último en música electrónica hasta conciertos de músicas del mundo, mientras el bar de la cubierta es perfecto para dejar que la brisa del Danubio corra entre nuestros cabellos. ¡Ah, y en 2012 ha sido votado como mejor bar por los lectores de Lonely Planet! El festival de verano más largo se encuentra en Zöld Pardon, en la parte de Buda del Puente Rákóczy. ¡Aquí se celebran conciertos de los grupos húngaros e internacionales más populares desde abril hasta septiembre, de lunes a sábado! No tiene más que cruzar el Puente y encontrará otro lugar de celebración de conciertos al aire libre: Park (El Parque), donde podemos elegir entre música electrónica, retro y alternativa (¡solo hay que ir de un escenario a otro!). El ambiente festivalero del centro de la ciudad lo ofrece el Akvárium Club; ¡venga aquí para disfrutar de conciertos de todos los géneros de la música o simplemente relájese en el césped con una cerveza en la mano!

¡Para ir a clubs más tradicionales, póngase los zapatos de baile y vaya a uno de los muchos clubes y discotecas que existen! Ötkert es un club de baile, un bar y un espacio para exposiciones, todo ello en uno. Escuche cómo combaten entre sí los DJs y disfrute de una cerveza en el patio. El Bar Minyon es la elección idónea para aquellos que buscan clubes de moda (música, estupendos cócteles y una cocina sofisticada aguardan su llegada a altas horas de la noche). ¿Quiere disfrutar de la fiesta tal y como se hace en Ibiza? El Mix Club es lo más parecido a eso que encontrará. Los DJs húngaros más destacadas apoyados por los mejores VJs le llevarán a un viaje lejano... El Creol Bar le garantiza un ambiente exclusive (mueva las caderas al ritmo de música funk o beba un cóctel en uno de sus cómodos sofás. El pub de Música en Directo Symbol es otro favorito entre las gentes del lugar (los equipos de DJ y los conciertos en directo le garantizan un ambiente festivo frenético).

Si está pasando su fin de semana de despedida de soltero o soltera en Budapest y quiere cambiar el ritmo por pechos y músculos, la Isla de Hajógyári es su destino. El complejo discotequero, situado en un astillero abandonado, ofrece una marcha auténtica al estilo de las playas de Jersey. El Dokk Beach pretende ser la capital veraniega del R n B. Pida un cóctel y métase en el Jacuzzi con algunas rubias de buen ver, si es lo que busca. Y si todo culmina en el centro de la ciudad, pero aún no tiene suficiente, vaya a Piaf, hay un club acogedor con luces rojas y un ambiente misterioso, o acérquese al Club Coronita para pasar un rato tras la fiesta (los DJs están todo el día pinchando música aquí). Si busca algo completa y verdaderamente distinto, asegúrese de parar en el evento Cinetrip (las fiestas ahí se celebran  una vez al mes, así que solo esperamos que haya elegido venir a Budapest en el momento adecuado… La música tecno suena, los láseres lucen, los acróbatas cuelgan del techo y las bailarinas ejecutando la danza del vientre giran (en un baño espectacular). ¿Suena divertido?